Assembly in the Media (in Spanish)




Interpretes

Para ayudar a entenderse

Por Laura Salvatori

07/01/12 - 04:11

 

En las fotos oficiales de los encuentros entre dignatarios de distinto país suele verse al intérprete que los acompaña para que puedan expresarse libremente en su lengua materna y comprender perfectamente lo que se les está diciendo. El uso de la lengua materna es un derecho largamente promovido en Europa. Esos intérpretes suelen se miembros de AIIC, la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia. Para serlo se requiere un dominio casi nativo de, como mínimo, dos idiomas, aunque es común que sean muchos más que dos. Los aspirantes a ingresar a AIIC deben acreditar numerosas jornadas de trabajo en condiciones acordes con el estricto código de ética y el compromiso de confidencialidad que exige esta organización sin fines de lucro, que se creó en el marco de los juicios de Nuremberg, que determinaron la responsabilidad en los crímenes de guerra nazis. En ese momento comenzó a difundirse la práctica de la interpretación simultánea, un trabajo estresante y agotador. Una vez que ha accedido al más alto nivel profesional, el intérprete debe continuar estudiando para mantenerse a la altura de los desafíos que imponen los tiempos: la sucesión de temas que preocupan al mundo y la terminología empleada en el seno de sus debates, los cambios de puntos de vista y la evolución de las relaciones internacionales. Por ejemplo, temas como la reducción de la contaminación, el respeto a la diversidad racial o la responsabilidad social empresaria fueron adquiriendo protagonismo en las agendas, en desmedro de otros como la Guerra Fría, la aparición del VIH-sida o el accidente nuclear de Chernobil. En los próximos días, la AIIC se dará cita en Buenos Aires, por primera vez en el hemisferio sur y en Sudamérica, muy lejos geográficamente de la cuna de sus pioneros europeos, para celebrar su XXXV Asamblea de Miembros, ocasión en que se tratarán cuestiones relativas a su gestión, se elegirán autoridades y se compartirán las visiones de los mercados de las distintas regiones del mundo.


*Miembro de la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia (AIIC).


Por qué hoy es el día del Traductor

Por Victoria Massa de Bulit (*) | 30.09.2011 | 09:29      

San Jerónimo nació cerca de Dalmacia y falleció el 30 de septiembre en Belén, Israel. ¿Por qué se eligió el día de su muerte como el día del Traductor y del Intérprete? Porque Jerónimo tradujo la Biblia (la Vulgata) del griego y del hebreo al latín. Su obra se convirtió en el libro más leído de la humanidad y dejó de ser la versión ‘oficial’ de la Iglesia Católica recién en 1979 cuando se publicó la Neovulgata.

Jerónimo aprendió el latín en Roma, donde sirvió al papa Dámaso y luego, cuando ya estaba interesado en traducir la Biblia del hebreo, decidió instalarse en Belén para perfeccionar su dominio de dicha lengua. Incluso se dio el lujo de corregir versiones anteriores de traducciones del Nuevo Testamento o de ciertos trozos del Antiguo Testamento, tratando de establecer un rigor en la versión traducida. En su momento, sus coetáneos lo criticaron por traducir la Biblia a partir de la versión en hebreo, pero San Jerónimo consideraba que debía acudir al texto original y traducirlo y, de hecho, detectó una serie de errores en las versiones de la Biblia que circulaban en su tiempo.

A diferencia de la mayoría de los traductores, San Jerónimo saltó a la fama y es conocido hasta en nuestros días: esto se debe, sin lugar a dudas, a su versión traducida de la Vulgata y a sus demás obras literarias que le valieron el título de Doctor de la Iglesia Católica.

La comunidad de Traductores e Intérpretes celebra el día 30 de septiembre como su día, el día en el que falleció un hombre que, para traducir un texto sintió la necesidad de irse a vivir al país donde se hablaba esa lengua para poder entender mejor el mensaje que debía traducir. No se trataba, simplemente, de reemplazar una palabra en hebreo por su equivalente en latín, sino que era necesario comprender el sentido, la cohesión del texto y la intención del autor.

AIIC, la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencia con sede en Ginebra, Suiza, celebrará su XXXVª Asamblea en Buenos Aires en enero de 2012. Entre los muchos principios que defiende dicha Asociación, se encuentra el de la formación de los intérpretes profesionales en la cultura y el espíritu de cada una de las lenguas que habrán de interpretar y se sugiere que los futuros intérpretes pasen al menos un semestre estudiando en una universidad en la que se impartan estudios en dichas lenguas extranjeras… ¡Igual que San Jerónimo que fue a estudiar latín en Roma y hebreo en Belén!

(*) Miembro del Consejo de AIIC por América del Sur.


http://www.perfil.com/contenidos/2011/09/28/noticia_0010.html


Comments